Según el calendario astronómico nos encontramos todavía en otoño, pero con el frío intenso y el color gris que caracterizan estas jornadas, parece que estemos ya en pleno invierno o incluso che es invierno desde hace ya mucho.

Sensación de entumecimiento, cansancio, a veces melancolía. ¿Pero es posible que el frío y el color gris de la temporada invernal penetren también en nuestro interior y condicionen de esta forma nuestro estado psicofísico?

Que los colores y la luz pudieran tener efectos sobre el estado del individuo se sabía ya en el antiguo Egipto, cuando se asociaba incluso a cada color un potencial curativo, se hacía un amplio uso de minerales, piedras, cristales y ungüentos de colores, y se pintaban las paredes de los lugares de tratamiento como si fuera también ese un principio médico.

¿Qué se piensa actualmente de la cromoterapia?

Actualmente la medicina tradicional considera que la cromoterapia con finalidades curativas no está apoyada por ninguna base científica, pero reconoce que sus efectos son completamente válidos a nivel psicológico.

La cromoterapia se puede utilizar como método alternativo para ayudar al cuerpo y a la psique a recuperar un equilibrio positivo, para mejorar el estado de ánimo y el humor.

Salir en una jornada de sol, llevar un suéter pintoresco e incluso comer una ensalada multicolor. Se necesita muy poco para obtener beneficios de los colores.

¿Y si la cromoterapia entrara a formar parte de nuestro spa personal?

¿Si volviendo a casa después de una típica jornada invernal, agotados física y mentalmente, pudiéramos sumergirnos en un cálido placer acunados por los colores que nos evocan felicidad?

Effe, líder en la producción de saunas y hammam para el hogar, da la posibilidad de introducir los beneficios de la cromoterapia tanto en el interior de las propias saunas como de sus baños turcos.

Plafones con cromoterapia a ciclos fijos y dinámicos, sistemas integrados en los generadores de vapor, duchas emocionales como Feelgood, túnel emocional con alcachofa única o múltiple, Effegibi propone una amplia gama de posibilidades para los amantes del color.

A través de un simple gesto podrás disfrutar no sólo de los beneficios de la sauna tradicional finlandesa o del hammam, sino elegir entre diversas secuencias cromoterápicas según tu humor o tus preferencias:

EL ROJO: aliviará tu mal humor y te estimulará gracias a su acción excitante.

EL AMARILLO: estimulará tu mente y te dará una sensación de bienestar aumentando tu concentración.

EL NARANJA: te proporcionará serenidad, alegría y optimismo.

EL VERDE: tendrá un efecto calmante y estimulante sobre la tenacidad y la perseverancia.

EL AZUL: tendrá efectos calmantes, estimulando la relajación y aumentando la concentración.

EL VIOLETA: es el color de la espiritualidad y de la fantasía

¡Podrás combinar naturalmente a la cromoterapia también la aromaterapia y la musicoterapia para vivir de lleno la auténtica terapia del bienestar!

 

Effe, ¡colorea tu invierno de bienestar!