El Bucket Shower, llamado también ducha de contraste, se ha vuelto muy famoso en los últimos tiempos gracias a una iniciativa de sensibilización.

Pocos saben sin embargo que el clásico “cubo de agua” tiene orígenes tiroleses muy antiguos y aporta tantos y tales beneficios que está considerado un auténtico tratamiento hidroterápico.

 

¿En qué consiste la tradicional ducha de contraste?

El Bucket Shower de origen tirolés prevé que un chorro de agua helada contenido en un cubo “colgado” del techo y girado mediante una cadena se vierta de forma imprevista sobre el cuerpo, para crear un shock térmico para el organismo, tan fuerte que lo fortalece. La tradición prevé que el cubo sea de alerce duradero y con una capacidad de aproximadamente 5 litros y que su volcado se active de forma brusca y completa estirando una cuerda o una cadena.

¿Cuándo es recomendable efectuar el Bucket Shower?

En la tradición nórdica el momento ideal para efectuarlo es justo después de una sesión de sauna. Después de la sauna, en efecto, el cuerpo recalentado aprovecha al máximo el shock térmico.

¿Cuáles son los beneficios del Bucket Shower?

  • Refuerza el sistema inmunitario. Al igual que la sauna previene resfriados, males de la temporada e infecciones, puesto que favorece el aumento de linfocitos y monocitos.

 

  • Acelera el metabolismo. Intentando calentarse, el cuerpo aumenta la propia actividad consumiendo glucosa y, por tanto, favorece la pérdida de peso.

 

  • Mejora la circulación de la sangre. Especialmente si se lleva a cabo después de la sauna, puesto que en el cuerpo se alternan vasodilatación y vasoconstricción.

 

  • Ayuda en la regulación de la temperatura. Es por tanto útil a quienes tienen las manos y los pies siempre helados o, al contrario, demasiado sudados.

 

  • Mantiene la piel más pura y luminosa. Las bajas temperaturas ayudan a cerrar los poros y a evitar por tanto la formación de puntos negros e imperfecciones cutáneas. El mejor efecto se obtiene precisamente tras una sesión de sauna, puesto que para empezar el baño de calor depura a fondo la piel eliminando las impurezas mientras la ducha fría, luego, “sella” la piel limpia.

 

  • Aumenta el bienestar y reduce el estrés. El agua fría estimula la producción de noradrenalina, que ayuda a contrarrestar la depresión. Además, nos estimula, elimina el entumecimiento, es una sensación tan fuerte que nos regenera y aleja el estrés.

 

¿El Bucket Shower tiene contraindicaciones?

Es un tratamiento intenso y, por tanto, se desaconseja principalmente a quienes tienen problemas cardiovasculares.

 

Effegibi propone entre sus productos también el tradicional Bucket Shower, un cubo en alerce que se puede colgar en la pared mediante estribos y volcar mediante una cadena tal como enseña la tradición.

El Bucket Shower, un tratamiento que actualmente se solicita en todos los centros de bienestar, es ideal si se instala en el ambiente Spa, justo al lado de la sauna, puesto que ofrece el máximo de su beneficio justo después del baño de calor, como impulso de energía final.

 

Effegibi…cuando el relax se convierte en wellness